martes, octubre 4, 2022
spot_img
InicioEspañolOpiniónPerspectiva Turística

Perspectiva Turística

Por Guillermo Gómez Pastén

RECIENTEMENTE la clase empresarial de alto nivel de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas tuvo un encuentro a puertas cerradas con titulares de dependencias federales, como son Semarnat, SCT y CONAGUA, y de acuerdo al comunicado que emitieron los empresarios, se sellaron compromisos para dar continuidad a proyectos estratégicos para el desarrollo de la región. Se manejaron temas ya trillados, pero que no han sido resueltos, como son la conurbación, macrolibramiento, autopista vía corta, puente Federación, espectaculares, y otros más. La expresión “Sellaron compromisos” suena muy optimista, sobre todo porque en cada reunión con autoridades sobre estos temas siempre se obtienen, de palabra, tales compromisos, pero al paso de los años siguen atorados. Es más, no es raro que alguna obra haya sido incluida en programas con recursos asignados y por recortes presupuestales le den marcha atrás. Por ello es mejor tomarlo con reservas y en todo caso considerar, como lo declaró el presidente de Coparmex, Gabriel Igartúa Sánchez, que lo mejor del encuentro fue que se abrió un canal de comunicación. Hasta ahí.

LLEGÓ EL MES de mayo y con ello el inicio de la temporada baja de los cruceros turísticos internacionales. De acuerdo al programa de la Administración Portuaria Integral, incluso se tendrán dos arribos menos que el mismo mes del año pasado, así como también menos pasajeros, al esperarse casi 23 mil. Cinco de esos arribos corresponderán al más grande crucero de los que se tienen programados este mes, el Carnival Miracle, que tiene capacidad para cerca de 3 mil 200 pasajeros, pero esta vez no hará pernoctas. En mayo pasado realizó dos y eso contribuyó a incrementar la derrama de los cruceristas. A partir de su arribo del día 17, el Miracle prácticamente será el único crucero que seguirá viniendo a este puerto cada semana, salvo algunas visitas aisladas de otros navíos.

El Carnival Miracle, que tiene capacidad para cerca de 3 mil 200 pasajeros, será prácticamente el único crucero que seguirá viniendo a Puerto Vallarta cada semana.

Sobre este tema cabe destacar que de acuerdo al Banco de México, por la devaluación del peso frente al dólar ha disminuido el gasto promedio de los cruceristas en los puertos mexicanos. Al hacer el comparativo del primer bimestre de los últimos años, advierte que los 78.9 dólares diarios que dejó cada crucerista en 2012, este año descendió hasta 60 dólares.

En la ruta de la Riviera Mexicana predominan los recorridos de siete días, tiempo que tarda en completar el viaje un navío que sale de California, surca aguas mexicanas, visitar algunos puertos y retorna. Ocasionalmente hay visitas de cruceros con itinerarios mucho más largos. Existe un mercado que busca las grandes travesías. Para 2018 ya hay programados 33 cruceros mundiales con recorridos desde 80 hasta 180 días. Puerto Vallarta no está incluido en alguno, pero sí en grandes recorridos de reubicación. Por ejemplo, en octubre próximo, el Disney Wonder iniciará en San Diego un recorrido de 21 días que lo llevará por Cabo San Lucas, Puerto Vallarta, Canal de Panamá, Cartagena, Islas Caimán, Cozumel, Jamaica y terminará en Galveston, Texas.

EL SIGUIENTE tema que abordamos si bien no es netamente turístico, tiene que ver con el sector, ya que recientes encuestas realizadas por la Dirección de Turismo Municipal arrojaron que en el pasado periodo vacacional el servicio de los camiones urbanos fue lo más criticado por los turistas, esto es, el pésimo estado de las unidades y el maltrato y actitud negativa de los choferes. Las demandas de la población por mejorar el servicio del transporte público colectivo urbano han sido una historia de nunca acabar, que se ha prolongado por décadas.

Los acuerdos –verbales o por escrito da lo mismo- entre autoridades y permisionarios y choferes han servido para nada, pues mientras muchos empresarios han visto engrosar sus bolsillos, los usuarios siguen padeciendo de un pésimo servicio, maltrato de los conductores, tarifas demasiado elevadas, que para nada van de acuerdo a lo que ofrece el permisionario. Han pasado cerca de cuatro años del cacareado Nuevo Modelo de Transporte en el estado de Jalisco y todavía no se ha estrenado.

Bien sabemos que en nuestro país nadie garantiza que se cumplirá todo lo que quede plasmado en el papel y el “jueguito” que se traen los transportistas y el gobierno del estado sólo ha provocado que siga atorado el tema. Es uno de los temas prioritarios de este destino turístico.

 

 

 

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Most Popular

- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Recent Comments

YF0E>V'q

You cannot copy content of this page